Follow by Email / SUSCRÍBETE A MI BLOG

martes, 26 de mayo de 2009

Revolución Kluba



Y llegó el mp3. Y llegó para comprimir todo el trabajo realizado en la grabación y mezcla de un disco, que también viajó a Paris para engordar un sonido en sí ya pleno. Pero... con esto de la globalización, la tecnología, la red, el Adsl, etc... ya se sabe, esto es lo que toca. Porque un porcentaje altísimo de este disco se escuchará (se está ya escuchando) en mp3, en calidad pobre, y sin el "glamour" que envuelve el tener un disco físico entre las manos, con su portada, sus letras, su contraportada. Pero claro, a caballo regalado....

Eso sí, las fronteras para un grupo como The Kluba no existen, y la rabia que me puede dar como músico, de que The Kluba no se escuche en la calidad que se merece, compensa por el hecho de que el público latinoamericano (por poner un ejemplo) acceda inmediátamente a la totalidad de el disco a día de hoy via internet.

Así es la vida, todo evoluciona, y aunque todavía caminemos en la época pre-histórica de la era digital (la carrera será larga) , el mensaje bajo mi punto de vista es positivo siempre que rule la música, y nunca se detenga.

Revolución, es una palabra con la que identifico mi forma de hacer las cosas, también movimiento, salida (nunca llegada), renovación, innovación, búsqueda, ataque,... Y toda esta forma de ver la vida ha desembocado en The Kluba.

Ha llovido mucho desde que se gestó esta banda, e incluso me da la sensación de que han pasado años desde la última etapa como Skalariak. Ahora ya está dado el paso, ya se ha abierto la brecha, ya ha llegado la nueva era. Saltó la chispa. Una chispa que no sólo mi vida necesitaba, también creo que la vida musical en general. Por favor, no se copien tanto. Inventen, creen, fusionen, apuesten, construyan.... esto es lo que parecía dictar mi conciencia, mi juez musical, cuando nació The Kluba.

Y aquí está The Kluba, con un disco ya en la calle (no sólo en el Klub), afrontando las primeras críticas musicales, y enfrentándose a un público que busca la idea de Skalariak en algo que ya no lo es. Porque para hacer lo mismo, ¿por qué dar el paso?.

Esto es The Kluba, esto es Rude-Rock, esto es Ska-billy-rude-rock. Pero no nos engañemos, esto también es el principio y el camino parece largo.

¡¡A disfrutar de este disco de tempo medio, pero muy propicio para transmitirte un montón de sensaciones diferentes, día a día en el transcurso de la escucha!!. ¡¡Y a disfrutar el directo de este grupo de rude-rockers que a buen seguro transmitirá nuevas energías!!